Quién vio a Dios y murió

En el transcurso de un periodo de 700 años entre la transferencia de Sion y el enorme diluvio, «el Espíritu Beato cayó sobre varios, y fueron arrebatados de Sion por los poderes del cielo». (Moisés 7:27).

Índice
  1. ¿De vuelta al cielo?
    1. El carro de fuego de Elías

¿De vuelta al cielo?

Gloria volvió a fallecer pero en esta ocasión no llegó al cielo. Recuerda haber bajado a un espacio obscuro, lleno de pequeñas celdas con semblantes demacrados y rodeados de inaguantables fragancias fétidos.

Abajo, una enorme boca se abrió para absorberlo y descubrir lo que sería su nuevo hogar en la eternidad.

El carro de fuego de Elías

El profeta Elías se nos muestra en 1 Reyes 17:1 donde afirma: «Entonces Elías el tisbita, que era entre los del pueblo de Galaad, mencionó que con. Acab: «Como el Señor, el Dios de Israel, en quien estoy, no va a haber lluvia ni rocío en estos años, hasta el momento en que mi boca hable». y de verdad no llovió hasta el momento en que Elías lo ha dicho. Una vez que Elías halló su cobijo, Elías le notificó que se iba, Elías le ha dicho a Elías: En el momento en que pasaron Elías le ha dicho a Elías: Pregunta qué deseas que lleve a cabo por ti, antes de irte te deseo Elías ha dicho: «Te suplico, permíteme una porción doble de tu espíritu» (2 Reyes 2: 9), pero Elías ha dicho: «Tú has pedido una cosa bien difícil», respondió Elías. Si me ves además de ti, te va a ser concedido; si no, no» (2 Reyes 2:diez), sino «sucedió que mientras que andaban y charlaban, un carro de fuego con caballos de fuego los apartó a los dos, y Elías subió al cielo en un torbellino. 12 Al notar esto, Eliseo exclamó: “¡Padre mío, padre mío! ¡el carro de Israel y su gente de a caballo! Y no volvió a verlo. Entonces Eliseo tomó sus vestidos y los rasgó en 2. (2 Reyes 2:11-12) en consecuencia Elías tampoco murió y hasta el día de hoy pertence a los 2 que no murió físicamente.

Tras la resurrección de Jesús, ha dicho al Apóstol Pedro: «De determinado, de determinado te digo: En el momento en que eras mucho más joven, te ceñías y también ibas en el momento en que deseabas; pero en el momento en que seas viejo, extenderás tus manos, y otro te ceñirá, y te va a llevar a donde no desees, ha dicho, dando a comprender lo que era la desaparición para glorificar a Dios. Mencionado lo anterior, ha dicho: Sígueme” (Juan 21, 18-19), años después, Pedro fue crucificado cabeza abajo. Entonces Pedro ha dicho: “En el momento en que Pedro lo vio, ha dicho a Jesús: Señor, ¿qué hay de este hombre? Jesús le ha dicho: Si deseo que espere hasta el momento en que yo venga, ¿qué deseas? Proseguí La voz corrida entre los hermanos, que este acólito no moriría. Pero Jesús no le mencionó que no moriría, sino más bien: Si yo deseo que espere hasta el momento en que yo venga, ¿qué deseas? (Juan 21:21-23). Como es natural, entendemos que eso no es lo que Jesús intentó comunicar, por el hecho de que entendemos que el Apóstol Juan asimismo murió.

Si leer otros artículos relacionados a Quién vio a Dios y murió puedes visitar la categoría Dios.

Juan de Jesus

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir