Qué es el sábado para los judíos

“El sábado es el primordial día de observancia semanal del judaísmo. Dios creó el planeta en seis días y el séptimo fue de reposo, en el que se nos prohíbe realizar cualquier clase de trabajo: prender las luces, subir al coche, prender la televisión, utilizar electrodomésticos, cocinar. De ahí que apostamos solo por la espiritualidad, por el reposo familiar y personal”, ha dicho Mordejay Guahnich, presidente de la asociación cultural judía Mem Gimel. Deseó argumentar por qué razón el sábado es el día más esencial para los judíos y arrimar esta cultura a los que leen. . Guahnich, Shabat» empieza el viernes durante la noche con la puesta del sol y en el hogar con el encendido de candelas, que en general lo realiza la mujer. Este encendido procede de una temporada vieja en el momento en que no había electricidad y donde la vivienda se encontraba alumbrada por candelas Todos cada sábado, los judíos van a la sinagoga, el templo sagrado del judaísmo». Es deber del hombre rezar tres ocasiones cada día, la mujer no, y debemos llevarlo a cabo juntos, en un quórum de unos diez hombres sobre él. 13 años”, ha dicho Guahnich. Terminada la oración, se saludan con la palabra shalom, que significa «paz», que se encuentra en toda la liturgia judía, según Guahnich. Entonces se bendice a los hijos y también hijas que acompañaron a sus progenitores a la sinagoga, y en el momento en que vuelven a casa se bendice a los que no tienen la posibilidad de ir al templo. La primera oración tiende a ser temprano en la mañana. “Pasamos unas tres horas en la sinagoga, tiende a ser una oración extendida y se saca la Torá para leer una parte de ella y se le añaden 2 frases”, por el hecho de que como explicó Guahnich, en Shabat se reza 4 ocasiones, en días normales tres y en Yom Kippur cinco. Tras la oración, acostumbra haber una «recitación y una lectura de la Torá». La gastronomía asimismo juega un papel esencial en este día. “Contamos una mesa llena de postres muy ricos, con rica gastronomía”, que, como ha dicho Guahnich, es una herencia clásico, como el cocho de pescado, la tortilla cuaya o la ensalada de taiba, que tiene su origen en el exilio de Sefarad. Hay artículos que vienen de Marruecos, sitio de paso de los judíos, o en la mayoría de los casos españoles. “En torno a la mesa cantamos un poema en el que resaltamos las virtudes de la matriarca Sara, que cantamos a nuestras esposas, que son el primordial pilar de nuestra familia, si bien el hombre se vea obligado a asistir”, explicó Guahnich. En el final de este cántico, se santifican con vino y después con 2 panes, en memoria del maná que cayó en el desierto. De esta manera, la familia judía se sienta a comer, primero pescado y después carne, los dos platos adjuntado con ensaladas. En el momento en que acaba la comida, los pequeños cuentan lo que aprendieron sobre la Torá en la escuela o historias y anécdotas sobre el judaísmo y acostumbran a cantar asimismo, pues, como detalla Guahnich, “es un día de Celebración”. Eso acabó, merced a Dios por la comida. Guahnich mencionó que estas comidas se hacen “sin prisa por el hecho de que no contamos nada que utilizar, absolutamente nadie que nos llame, no debemos ver las novedades, no debemos llevar a cabo nada. Espera hasta la próxima vez para proceder a la sinagoga. Tenemos la posibilidad de divertirnos, la multitud de el día de hoy busca una presión que no posee cobertura. El judío, eso lo tiene de tapadera todas y cada una de las semanas, es una desconexión completa de la vida mundana y del acercamiento a la vida espiritual y familiar”. Por la tarde, vuelven a la sinagoga, donde hay una merienda y se da una charla «sobre la Torá, o la ética, o la moralidad». Durante la noche dicen una oración, «que corresponde al domingo». “Tal como podemos encontrar el día con vino, nos despedimos con vino con luz para alegrarnos la semana y con algo de fragancia a fin de que venga con alegría”, ha dicho Guahnich. “El sábado es el único día que tiene un hombre para el judaísmo, el resto son el 1er día, el segundo día, el 3er día, etcétera. Todo cuanto hacemos está relacionado con el sábado: el pescado y mejor, la mejor comida, la ropa novedosa. .. es para todo). Sábado, por el hecho de que ese es nuestro día primordial”, ha dicho Guahnich. Toda oración en el judaísmo es en hebreo y todos tienen que hacerla en concordancia, “se comprendan o no, de ahí que el cannabis nos animó desde el primer siglo a leer y la numerología y la historia a redactar, de ahí que nos llaman los gente del libro, con lo que debemos leer», ha dicho Guahnich. La Torá está redactada en papel particular con tinta particular, a mano, y hay un individuo. Esta persona puede ser un rabino o un familiar con una «bella voz» Las sinagogas de Melilla son de origen árabe, en concreto de Marruecos, donde hay asientos laterales, en contraste a las nt para los de europa. Guahnich declaró que los santuarios son fáciles, unicamente se precisa un espacio “sanitario” para rezar. Las sinagogas tienen que ver hacia Jerusalén y allí está el hejal, donde se almacena la Torá. Otra sección es la teba, donde está el rabino. En medio están los asientos y después está el asará, donde se sientan las mujeres, en tanto que rezan separadas de los hombres. Entre las peculiaridades de la sinagoga es una silla alta y ancha, donde se efectúan circuncisiones en las cabezas. Las lámparas son regalos en memoria de un individuo fallecida.

Índice
  1. Simbolismo del sábado
  2. Hallar formas de admitir el obsequio divino del reposo sabatino
    1. ¿Por qué razón Dios creó el sábado?

Simbolismo del sábado

El sábado representa el pacto de Dios con los hebreos. Es un pacto para la eternidad, en el sentido de que cada generación debe cumplirlo y respetarlo siempre y en todo momento. El sábado representa el vínculo entre el Constructor y el pueblo de Israel.

El sábado asimismo tiene un aspecto histórico para los judíos. En consecuencia, a lo largo del día de reposo, recordamos el día en que el pueblo judío salió de su estado de esclavitud en Egipto y se dirigió a la Tierra Prometida, como se detalla en el libro del Éxodo, el segundo libro de la Biblia.

Hallar formas de admitir el obsequio divino del reposo sabatino

Si el primer desafío es saber la relevancia de admitir el obsequio divino del sábado, el segundo es saber qué podría estar allí . bien. Aquí existen algunas cuestiones que de manera frecuente brotan en el momento en que la gente empiezan a examinar la oportunidad de «venir cada día de reposo».

  • ¿Debo designar un día terminado como mi sábado? ¿Si es de esta manera, Cuál?

¿Por qué razón Dios creó el sábado?

La función primordial del sábado es hacernos acordar que Dios es el creador de la creación y que esta vida no es fruto de la al azar (Éxodo 20:11), tras la introducción del pecado Dios le dio la segunda función a Sábado. , y es rememorar que Dios es nuestro redentor (Deuteronomio 5:12-15), género de salvación del pecado que fue la salvación de Egipto (Hebreos 2:14-18), tal como Dios acabó su obra autora en el séptimo día. (Génesis 2:2-3), de esta forma asimismo en el sexto día Dios redimió al hombre del pecado (Lucas 23:54-56).

«La relevancia del sábado, como institución conmemorativa de la creación, es rememorar siempre y en todo momento la auténtica razón por la que Dios ha de ser adulado», por el hecho de que él es el Constructor y nosotros somos criaturas. “Por ende, el sábado es una parte del fundamento de la adoración divina, pues enseña esta enorme verdad de la forma mucho más vigorosa, como ninguna otra institución lo realiza. La auténtica razón del culto divino, no solo el del séptimo día, sino más bien de todo culto, es la distinción entre el Constructor y sus criaturas. Este esencial hecho jamás perderá su relevancia y jamás ha de ser olvidado» (J. N. Andrews, History of the Sabbath, capítulo 27. Mencionado de CS 433.2)

Si leer otros artículos relacionados a Qué es el sábado para los judíos puedes visitar la categoría Historia.

Juan de Jesus

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir