Cómo dar un servicio en la Iglesia

Evangelio: Mc diez,35-45 En ese instante, Santiago y Juan, los hijos de Zebedeo, se aproximaron a Jesús y le afirmaron: «Profesor, deseamos que nos concedas lo que te nos encontramos pidiendo». Él respondió: “¿Qué deseas que lleve a cabo por ti? Ellos le afirmaron: “Concédenos sentarnos, uno a tu derecha y otro a tu izquierda, en el momento en que estés en tu gloria. Jesús le ha dicho: “No tienen idea lo que solicitan. ¿Puedes tomar la copa que yo tomaré y recibir el bautismo que yo recibiré? «Tenemos la posibilidad de», respondieron. Entonces Jesús ha dicho: «Beberéis la copa que yo tomo y recibiréis exactamente el mismo bautismo que yo recibí. En lo que se refiere a sentarse a mi derecha o a mi izquierda, no me se ajusta a mí entregar, sino estos asientos son para los que les están premeditados”. Los otros diez, que escucharon a Santiago y Juan, se enojaron con ellos. Jesús los llamó y les ha dicho: «Sabéis que los que se consideran mandatarios tienen dominio sobre las naciones tal y como si fuesen amos, y que los poderosos dependen de ellos para su autoridad. Esto no debería pasar entre ustedes. Por contra, el que desee ser grande ha de ser tu servidor; y el que desee ser el primero, sea el servidor de todos. Pues exactamente el mismo Hijo del Hombre no vino para ser servido, sino más bien para ser útil y para ofrecer su historia en salve por varios”.

Desenlaces: Reforzar el sentido del servicio como virtud de Cristo

tixag_2) Dejar la tranquilidad y admitir la necesidad

Mi hermana es un caso de muestra para mí por el hecho de que los pequeños tienen jamás fué un punto fuerte, pero pese a eso, en el momento en que llegamos a la iglesia y ella empezó a ayudar, aceptó respaldar el precaución de los pequeños. No era su región de confort, pero se encontraba puesto en compromiso a ser útil a Dios en lo que fuera preciso.

Exactamente el mismo Jesús nos ofrece el ejemplo en Fn 2,6-7 «el que, siendo con apariencia de Dios, no consideró el ser igual a Dios como algo a eso que aferrarse, sino se despojó a sí mismo, tomando la manera de un siervo, hecho a semejanza de hombre.

Índice
  1. Mediano período
    1. Invierte en el resto

Mediano período

1. Utilice y desarrolle tácticas a fin de que sus servicios sean mucho más atractivos. La utilización de métodos de participación en sus servicios conseguirá varios desenlaces. O sea algo que vimos en los servicios del ministerio de pequeños, donde les solicitamos que lean las escrituras, admitan la oferta, canten y de otras formas. ¿Por qué razón no haces lo mismo con los mayores?

2. Desarrolle un aparato de medios digitales en su iglesia. Habitamos una temporada donde la tecnología digital y las comunidades nos dejan comunicar el evangelio en nuevos medios. Es esencial desarrollar un aparato que trabaje con medios digitales.

Invierte en el resto

«Toda la ley se sintetiza en un solo orden: Amarás a tu prójimo como a ti».— Gálatas 5:14

¿Es destacable ver con qué continuidad interactuamos con la gente, pero jamás intentamos de conocerlas. El cajero de tu tienda preferida, la mujer que limpia tu escritorio, el hombre con el que te cruzas de sendero al trabajo todas y cada una de las mañanas, cada uno es un individuo construída por Dios

Si leer otros artículos relacionados a Cómo dar un servicio en la Iglesia puedes visitar la categoría Iglesia.

Juan de Jesus

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir